Vehículos
Al igual que los bienes inmuebles, la tasación de un vehículo, ya sea un turismo, una moto, un camión, un tractor, etc., depende del fin del informe pericial,  que puede ser de parte o judicial, además para saber que tipo de valoración se desea, pues existen las siguientes:
Valor a nuevo o reposición: Es el precio total de venta al público en estado de nuevo del vehículo, incluyendo recargos e impuestos legales que le hacen apto para circular por la vía pública.
Valor de mercado: Valor  del vehículo, después de su compra y puesto en circulación. Este valor lo determinará el mercado de segunda mano en ese momento sobre ese especifico vehículo, tomando valores medios de al menos seis ofertas similares. A este valor, se le aplicarán unas cantidades correctoras, dependiendo del estado del vehículo, kilómetraje, antigüedad, etc.
Valor venal: Valor del vehículo a nivel de impuestos o valor fiscal, que viene determinado para cada vehículo por unas tablas que anualmente publica el Ministerio de Hacienda en una Orden por la que se aprueban los precios medios de venta aplicables en la gestión del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones e Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte.
Valor de afección: Valor venal más un tanto por ciento. Normalmente se aplica cuando existe una diferencia entre el valor venal, de mercado, y el de reparación, y cuando el vehículo se conservaba en buen estado, con pocos kilómetros, con poca edad, etc.
Valor de restos: El valor que un comprador (sea desguace, particular, profesional, etc.), esté dispuesto a pagar por el vehículo siniestrado.

© 2019. CARSES Peritos Judiciales. Creado con Wix.com                      

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now