Peritaciones caligráficas

   El informe pericial caligráfico determina la identidad del que escribe desde el punto de vista de la autoría, sin determinar ninguna característica de personalidad del sujeto en cuestión. Esta tarea se realiza mediante el denominado “cotejo de letras”, comúnmente conocido como “prueba pericial caligráfica”.
   El cotejo de letras constituye un supuesto especial de prueba pericial, llevada a cabo por un técnico en caligrafía con un objeto muy concreto que no es otro sino el de emitir un dictamen en casos de impugnación de documentos privados y excepcionalmente públicos. Tal es su importancia que es la única prueba pericial cuya realización y modo procedimental aparece recogido expresamente en la Ley de Enjuiciamiento Civil española.
   La pericia caligráfica no solo analiza la autenticidad o la falsedad de las firmas estampadas en un documento, sino que es susceptible de ser utilizada para cotejar textos manuscritos, números, o cualquier estampación gráfica realizada de forma manual. También es posible analizar pintadas, graffitis, estampaciones de sellos de caucho, signos o en algunos casos dibujos.
   Los peritos calígrafos pueden además realizar peritaciones caligráficas sobre documentos escritos en otros idiomas diferentes al idioma propio, siempre que conozcamos y sepamos distinguir los caracteres del alfabeto de dicho idioma.

© 2019. CARSES Peritos Judiciales. Creado con Wix.com                      

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now